Portentos de Lengua

La heteronimia

  

     La heteronimia es un fenómeno lingüístico que da lugar a que dos palabras con significado cercano tengan raíces diferentes. Esta palabra es de etimología griega, los lexemas que la componen son hetero- (diferente) y  -ónoma (nombre). La heteronimia se utiliza para designar el género de determinadas palabras a través de nombres con raíces diferentes. A continuación se citan dos ejemplos encontrados entre algunas frases escogidas de un periódico:

 

        ‘En Entre Ríos la falta de agua ha matado a miles de vacas (El País, 29/01/2009)

 

       Pericalvo, propiedad de Cartagena, baila en la cara del toro, y la yegua  Carioca,  del mismo rejoneador, coloca sus manos en el estriba de la barrera.’ (El País, 08/06/2008)

 

        ‘Ella es una secretaria; él, un corredor de apuestas con un caballo ganador’ (El País, 31/01/2009)

 

     En los ejemplos encontramos las parejas de palabras vaca(s)-toro y yegua-caballo, éstas proceden del latín: vacca-taurus y eqŭa-caballus. Observamos que en sus orígenes ya se diferenciaban, no proceden de un lexema común con lo que se denominan palabras heterónimas.

 

     En ocasiones, el desconocimiento de algunas palabras puede llevar al mal uso de la lengua y, de esta forma, pueden llegar a producirse errores gramaticales; por ejemplo, si se desconoce que el término amazona es el femenino de jinete, podría usarse de manera equívoca del término "jineta", que existe, pero no hace referencia a la mujer que monta a caballo, con lo que su uso sería incorrecto. Así, un conocimiento amplio del vocabulario de nuestra lengua enriquece y flexibiliza el uso de la misma.

 

Para terminar cabría destacar que, generalmente, y atendidendo a nuestro conocimiento, el uso de la heteronimia es inconsciente ya que desde pequeños aprendemos que la vaca es el femenino del toro, pero no sabemos exactamente por qué. No podemos definir exactamente por qué se hace esto, sólo podemos apreciar  (como se comentó más arriba) que ya desde la antigüedad se utilizaban nombres diferentes. Podríamos suponer una teoría de porque esto es así; sería por la evolución de las palabras del latín al castellano, ya que el latín tenía tres géneros que se diferenciaban por sus terminaciones,dando lugar a palabras diferentes.

 

REFERENCIAS:

 

Diccionario de la Real Academia Española: Heteronimia

 

Blog de lengua española:El caballo, la caballa y la yegua: heteronimia y género gramatical

 

Garzón, A.; Díaz, C.; Borreguero, D.; Blanca, M.

 

http://portentosdelengua.blogspot.es/img/uc3.gif  

 

 

 

Comentarios

nada

me gustaria que hubiera mas ejemplos claros de palabras heteronimas

Añadir un Comentario: